Histórico empate oceánico: Sobre el final, Nueva Zelandia le empató 1 a 1 a Eslovaquia

Hasta ahora, con la honorable excepción de Alemania y de momentos de la Argentina, el Mundial Sudáfrica 2010 es un bodrio. Los mejores jugadores del planeta juegan mal, sus esquemas resultan precarios y la brillantez posible en una gesta de este nivel, se pierde reiteradamente. Eslovaquia y Nueva Zelandia contribuyeron a esa mediocridad.

| 15/06/2010 | 10:18


Sorprendente empate de Nueva Zelanda en el último minuto de descuento (3)del partido ante Eslovaquia, que queda muy tocada tras lograr sólo un punto frente al rival en teoría más débil del grupo.

Tras una primera parte equilibrada, en la que Nueva Zelanda puso en problemas a Eslovaquia, los europeos se adelantaron a los cinco minutos de la reanudación, con un cabezazo de Vittek en fuera de juego. Cuando el partido agonizaba, otro cabezazo, esta vez de Reid, igualó el choque.

De pronto, Sestak rompió la monotonía y arrojó un centro desde la banda derecha del ataque eslovaco y Vittek, el jugador más ofensivo de Eslovaquia, quien estaba muy solo, enganchó de cabeza. 1 a 0 a los 48', recién comenzado el 2d0. tiempo.

Por fin alguna emoción... para un partido aburrido y tosco. La única forma que parecía tener Eslovaquia de romper el 0 a 0 es con un tiro de media o larga distancia. Pero Sestak y Vittek rompierón por 1 segundo los esquemas. Luego todo volvió al aburrimiento.

A priori, Nueva Zelanda era la selección más débil del grupo F, pero el empate de ayer entre Italia y Paraguay le brindaba la oportunidad de dar un paso hacia ocatvos si conseguía un buen resultado. Pues no lo consiguió.

La única forma que tiene Nueva Zelandia de concretar algo es con un centro que alguien pueda cabecear. Su esperanza es Fallon, delantero que anotó el gol definitivo para la clasificación de su equipo en el Mundial, es uno de los jugadores más altos de Sudáfrica 2010: 191 centímetros.

Y a los 71' Nueva Zelandia se atrevió a un cambio: ingresó a Wood, otro delantero de 191 centímetros de alto, para reforzar su hipótesis de empatar el partido con un cabezaco.

Pero para eso es imprescindible:

> Que el centro llegue en forma apropiada, y

> Saber cabecear.

Muy pobres en sus recursos ofensivos, ambos. Si Nueva Zelandia es la selección más pobre del grupo F, ¿qué es Eslovaquia?.

El 1-0 seguía quedándole chico al partido y Eslovaquia, algo superior, se frustró. Finalmente, fue una sorpresa total el cabezazo de Winston Reid, en el tercer minuto de descuento, para el empate final de Nueva Zelanda.

Un gol que castigó a Eslovaquia por conformarse con el 1-0 en el final, en vez de liquidar el resultado, cuando todo estaba a su favor. Los oceánicos logran un punto histórico en un Mundial luego de 4 derrotas en citas mundialistas.

Comentarios

Entradas populares