Brasil y Portugal empatan (0-0)

Brasil y Portugal empataron 0-0 en un partido intenso y con mucha pierna fuerte, sabiendo que los de Dunga se adjudicaron el Grupo. El partido fue ardoroso, los brasileros no mostraron su mejor cara a pesar de ser superiores y generar las mejores chances en la primera parte. Portugal, muy especulativo en el comienzo del juego, se soltó un poco en el segundo y complicó. Negocio cerrado: los dos jugarán los octavos de final.

| 25/06/2010 | 13:00


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Es ciero que lo de Brasil fue lo más flojo hasta el momento en el Mundial aunque podemos citar algunos atenuantes. El primero, es que pasara lo que pasara estaba clasificado, y el segundo tampoco es menor a la hora de evaluar. No jugaron Elano (fundamental en el equilibrio defensivo y en rupturas sorpresivas ofensivas), tampoco lo hizo Robinho (lo de Baptista fue muy malo) ni Kaká. Aunque en este caso fue reemplazado por el buen jugador Nilmar, que jugó un buen primer tiempo aunque no así lo hizo en la segunda mitad.

Teniendo en cuenta estos aspectos, vayamos detalladamente al partido con Portugal.

Monólogo de Brasil en los primeros minutos de partido ante una postura muy especulativa de Portugal. El equipo de Dunga monopolizó la pelota aunque fue paciente y muy pensante antes de ejecutar alguna estocada. De todos modos no logró en 10' generar chances de peligro.

Lo bueno de este Brasil es que mantiene atención en todas sus líneas, en especial en defensa cuado el equipo está en ofensiva. Anque pasados los minutos inciales, Portugal empezó a animarse y llegó hasta las inmediaciones del arco defendido por Julio César. Los portugueses tienen recursos futbolísticos para jugar bien y complicar a sus rivales. El problema era si le metía intensidad. La verdad que no.

A los 30', llegó la mejor jugada del partido y la más clara. Nilmar de milagro no anotó el gol para Brasil, la primera vez que el equipo de Dunga atacaba con profundidad. Sin saber como, la pelota dio en el palo del arquero Eduardo, tras un roce en su mano. Es más, pareció que la pelota había entrado en el arco.

Brasil dominó plenamente el tramo final del primer tiempo con buena actuación de Nilmar, y otra vez a los 38' estuvo cerca de anotar de cabeza con Luis Fabiano, tras un centro imposible de sacar del gran lateral Maicon.

Portugal zafaba de nuevo y dejaba muy ailsado arriba a Ronaldo como apuesta ofensiva, una buen prueba para los brasileros para saber como defendían los contragolpes. Además, lo que será la constante de los partidos de Brasil porque así le planterán los partidos sus rivales, a excepción de lo que puede hacer Argentina en un eventual cruce en la final.

¡Dios nos libre y guarde si se da esta posibilidad!. Un reto hermoso para poder probar la real magnitud de las capacidades con las que contamos.

Por suerte para el partido y sin saber si aún era sólo un espejismo, Portugal salió más decidido a jugar el compemento y dio para pensar que el partido se abriría un poco más para Brasil.

Es que fue llamativa la actitud tan especulativa de Portugal, que sorprendió. Si le ganaba el partido a Brasil además podía quedarse con el Grupo. Para nada poca cosa por lo de los cruces de octavos.

Ya se notaba que Brasil no era el mismo porque a pesar de que Portugal salió, no aprovechó su ataque y no generó nada en 15'. Momento en el que Portugal le dio flor de susto con Meirelles, cuyo remate pasó cerca del palo derecho de Julio César, que no fue ajusticiado porque es brillante. 

A pesar de que el juez del partido no dio córner, el arquero tapó el defectuoso remate del delantero portugués, luego de que Lucio cerrara mal un ataque de Cristiano por derecha.

Pero Portugal, con el correr de los minutos, se fue percatando que en los minutos finales se podía quedar afuera en caso de un gol de Brasil, y retrocedió de nuevo. Brasil tomó el control de nuevo del juego pero esta vez le faltaron intépretes para romper con los esquemas. Sólo llegó con chances con un remate de Ramires que se desvió en el camino que casi bate al arquero Eduardo que reaccionó bien.

El juego se fue encaminando al 0-0 y a los dos les servía el resultado en un Grupo muy duro, teniendo en cuenta la presencia de Costa de Marfil. La historia del Grupo quedó con Brasil (7) como líder, Portugal (5) escolta y los africanos, eliminados, sumaron 4.

Ahora ambos equipos esperan ahora por la definición de España-Chile y Suiza-Honduras para conocer al rival de octavos.

Comentarios

Entradas populares