Brasil superó a Costa de Marfil y se acerca a la clasificación con un contundente 3-1

Brasil superó a Costa de Marfil y se acerca a la clasificación con un contundente 3-1, con goles de muy buena factura por la concepción y las definiciones. Dos golazos de Luis Fabiano (uno ayudado con 2 manos) y otro de Elano, le dieron a Brasil un triunfo clave ante un peligroso rival como Costa de Marfil, que lo respetó mucho y lo terminó pagando caro a pesar de descontra con el gol de Didier Drogbá. Brasil es respetable y hay que tenerlo seriamente en las consideraciones. Falta agregar que fue expulsado Kaká por doble amarilla. La verdad, el árbitro, un mamarracho.

Por FABIO MARIO TALARICO | 20/06/2010 | 17:35


CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Brasil siempre es Brasil en los mundiales y más cuando llega criticado por su parcialidad. El estilo Dunga no le gusta demasiado a los hinchas brasileros pero si vienen los resultados a favor tendrán que aguantarlo. No será un Brasil lujoso, muy cierto. Aunque no por esto deja de ser contundente, respetable y temible.

El partido muy equilibrado en los primeros en los que se intercambió la tenencia de la pelota. Brasil, en este inicio, se mostró menos preciso en la mitad del campo mientras que Costa de Marfil insinuó que podía llegar usando algún callejón defensivo del equipo de Dunga.

Aunque la inciativa del juego, quien propuso salir a buscar fue Brasil. Claramente la postura de Costa de Marfil fue esperar para salir de contra y aprovechar los espacios dejados por los brasileros, algo obvio por buscar el ataque.

El único que pudo progresar en ataque del lado de Brasil fue Maicon, quien fiel a su estilo, pudo al menos meter un centro cuando cuando se jugaban 20'. Igual, todo estaba claro. Brasil quería usar el carril izquierdo para progresar en ofensiva.

A los 24', golazo de Brasil. Luis Fabiano le rompió el arco a los africianos tras una gran jugada de Kaká que incluyó una habilitación precisa para el delantero goleador. Brasil sacaba ventajas en un partido duro y pareció que no se conformó.

En los minutos siguientes al gol, fue Brasil el que siguió atacando y no Costa de Marfil. ¿Cuando iban a salir los africanos?. Es que Brasil infunde un gran respeto y nadie se quiere suicidar. Brasil siguió jugando como si todo hubiera sido igual y mantuvo su estilo de tenencia, paciencia y rotación.

Brasil fue de menor a mayor y sin imponer tanta supremacía fue sacando ventajas en todos los aspectos. Ni que hablar desde lo psicológico ya que los africanos nunca se le animaron. Ni siquiera perdiendo. Habrá que reconocer que en los últimos minutos Costa de Marfil llegó con algún remate desde lejos que Julio César dejó salir cuando todo lo tenía controlado.

Pero Brasil no le dio tiempo a su rival en el comienzo del complemento. En una jugada exquisita de Luis Fabiano por la concepción y la definición aunque viciada de nulidad por 2 manos en las jugadas previas, Brasil remató el resultado. Costa de Marfil, herido en sus fribras íntimas, casi descuenta con un cabezazo de Drogbá que se fue al lado del palo derecho de Julio César.

El partido se puso bueno porque los africanos debían salir como sea para lograr el descuento imperioso ante un Brasil que podía aprovechar el contragolpe y el desorden defensivo lógico de la zafa de Costa de Marfil.

A los 16', una fina jugada de Brasil entre Robinho y Kaká, terminó con un remate del jugador del Real Madrid que fue tapado a puro reflejo por el arquero marfileño. Y a los 17', Elano estiró cifras a 3 con un golazo a plena calidad de rematada por Elano. A Brasil no hay que darle ventajas porque liquida. Esto es lo que pasó a Costa de Marfil ante el poderoso Brasil.

Costa de Marfil se descontroló y pegó un par de patadas que merecieron roja directa pero el mal árbitro las sancionó con la sanción más leve. La tarjeta amarilla fue poco castiga para patadas descalificadores de los africanos.

Pero por suerte para el partido en los minutos finales, Didier Drogbá, batió la resitencia del arco de Julio César con un certero cabezazo y decretó el 1-3. El gol animó a Costa de Marfil a falta de 15' aunque no parecíó hacer peligrar el triunfo brasilero. Una pena que se enrareció el clima del final con una simulación de los africanos que terminó con la expulsión injusta de Kaká. Ahora el talentoso futbolista no jugará con Costa de Marfil pero sí lo estará en octavos.

Ganó Brasil y se viene. En el Mundial se están calentando los motores y Brasil no lo estpa afinando para nada mal...

Comentarios

Entradas populares